news

Tratamientos contra la hiperhidrosis

Clasificación de los tratamientos contra la hiperhidrosis

Aunque todos ellos prometen detener la transpiración de manera eficaz, es importante entender el funcionamiento de cada tratamiento ya que algunos pueden presentar efectos secundarios importantes en detrminadas ocaciones y según el organizmo del paciente. Cada tratamiento contra la hiperhidrosis pueden clasificarse de varias maneras como: de acuerdo a su alcance, local o sistemico, o de acuerdo a la necesidad de cirugía, quirúrgico o no quirúrgico.

División de los tratamientos contra la hiperhidrosis

Figura 1. Clasificación de los tratamientos contra la hiperhidrosis

La palabra “sistémico” se refiere a algo que afecta a un todo o al sistema completo y en este caso como sistema podemos entender el cuerpo humano. Este termino es utilizado en contraste al término “local”. Los tratamientos de tipo sistémico en la mayoria de las ocaciones son reservados para pacientes con problemas de hiperhidrosis más generalizados y ya que la hiperhidrosis del tipo secundaria es producida como resultado de otras enfermedades o medicamentos, se recomienda entonces atacar la causa raíz de estos más que controlar simplemente la sudoración.

La mayoría de los tratamientos contra la hiperhidrosis son del tipo local. Ejemplos de estos tratamientos son los antitranspirantes, la iontoforesis, la toxina botulínica, simpatectomía quirúrgica entre otros.

El tratamiento de tipo sistémico más popular son los medicamentos anticolinergicos, los cuales son ingeridos de manera oral y por lo tanto su alcance no se limita a áreas específicas del cuerpo. Este tratamiento, es uno de los menos recomendados debido a sus efectos colaterales en otras funciones del organismo.

En general todos se diferencian por la parte de la vía neuroendocrina del proceso de sudoración sobre la que actúan.

La vía neuroendocrina del proceso de sudoración se puede dividir en partes que términos generales van desde la columna vertebral hasta el exterior de la piel y que en ese mismo orden son: la cadena simpática torácica, la conducción axonal, la sinapsis entre el axón y la glándula sudorípara, la producción de sudor en la glándula y por último los conductos que llevan el sudor al exterior de la piel.

Modo de acción

Del exterior de la piel, y de alguna manera menos invasivos, al interior de la piel, o más invasivos, los tratamientos actúan de la siguiente manera:

Los antitranspirantes obstruyen los conductos que van de la glándula sudorípara al exterior de la piel o poros.

La iontophoresis inhibe la producción de sudor al nivel de la glándula sudorípara.

Los medicamentos anticolinergicos bloquean las zonas de recepción de neurotransmisores al nivel de la glándula sudorípara. En otras palabras bloquean la interacción axón – glándula sudorípara.

La toxina botulínica deshabilita la neurotransmisión a nivel del axón.

La simpatectomía quirúrgica desconecta los nervios periféricos simpáticos de la cadena simpática localizada a un costado de la columna.

Clasificacion de tratamientos contra hiperhidrosis segun metodo de acción

 Fif 2. Principales tratamientos contra la hiperhodrosis y su modo de acción.

Conclusiones

Todas las personas son diferentes y por lo tanto el cuerpo tiende a reaccionar diferente ante determinados métodos por lo que el tratamiento definitivo debe ser a la medida de cada individuo, sin embargo como regla general se recomienda comenzar probando aquellos que son menos invasivos y que en muchos de los casos resultan ser la solución para tratar la hipehidrosis de manera definitiva.


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados